comunidades

Sobre cantar mantras y todo lo que pueden ayudarnos en la crianza

meditate-1851165_1920
meditate-1851165_1920


Durante mi preparación al parto el año pasado estuve practicando yoga para embarazadas, ahora junto mi bebé practicamos yoga mamá-bebé. Es un momento muy especial que dedicamos a la semana y que nos sienta muy bien a ambos; hacemos masaje shantala, mamá estira todo el cuerpo, descansa un ratito y todo lo acompañamos con el canto de mantras.

No conocía el poder de los mantras para utilizarlos en el ritmo diario con los niños, y la verdad es que es algo que me ha fascinado y que gracias a mi maestra de yoga, Irene Montoto, he incorporado a muchos momentos del día con increíbles resultados. Por eso le pedí precisamente a ella, a Irene, que nos escribiera un artículo sobre ello, porque estoy segura que muchas familias desconocen este gran recurso que ¡tantos beneficios nos puede aportar!

Te invito a que lo descubras en este artículo y que desde ya practiques el canto de mantras con tus hijos. Te dejo con Irene…▼▼▼

El poder de los Mantras

singing-bowl-2576487_1920


Hace 8 años nació mi hija, y yo llevaba unos cuantos años conociendo el poder de los Mantras pero nunca me imaginé todo lo que podrían ayudarme en la crianza.

Mantra es una palabra que proviene del sánscrito y que de forma resumida significa algo así como protector de las proyecciones de la mente.

Según las antiguas escrituras de las que proviene la ciencia del yoga y comprobado por los que practicamos las diferentes formas del yoga, una en esencia, nuestro cuerpo es una unidad que vibra en planos de los más densos a los más sutiles, y vibra porque está vivo y lleno de energía vital. Somos energía manifestada en mayor o menor cohesión.

¿Y cómo es que esa energía se distribuye dentro nuestro?

Pues viaja a través de canales y se distribuye y equilibra a través de los centros donde más se concentra esa energía vital, que absorbemos respirando y alimentándonos de energía solar, aire puro, buenos alimentos y buenos pensamientos.

Estos canales por donde fluye la energía también están conectados a diferentes glándulas que regulan y equilibran nuestro organismo.

Y esto tiene que ver con los Mantras en que cantarlos nos protege la mente y nos expande la intención, es decir que no solo nos ayudan a pensar bien o a no pensar sino que también nos elevan la consciencia hacia planos más elevados.

Las vibraciones de los mantras nos armonizan

vibraciones-meditacion


Las palabras están cargadas de vibraciones que guardan en sus significados y resulta que cuando cantamos y repetimos en Sánscrito (el idioma de la perfección vibracional) estos cantos sagrados, tocamos diferentes puntos en el paladar, puntos reflejos que pertenecen a la red energética que nos equilibra y alimenta.

Y desde allí nos van activando y armonizando glándulas, como la glándula pituitaria, nos abren el tercer ojo, reflejo de la glándula pineal y nos armonizan los hemisferios cerebrales.

Cómo empecé a cantar mantras con mi hija

A medida que fue pasando el tiempo de crianza con mi hija, muy pegaditas y miles de horas de teta, mimos y también cansancio y paciencia, el poder de los Mantras comenzó a fascinarme ya que cuando los cantaba me armonizaban (y aún lo hacen) de tal manera que nos hacía bien a las dos.

Mamá y bebé comparten campo energético al menos los primeros 3 o 4 años, que es el tiempo en el que de forma natural se desarrolla el proceso puerperal, pues es a partir de los 3 o 4 años cuando en estado natural el bebé comienza a convertirse en un ser más independiente.

Sabiendo esto y viendo los resultados que nos daba cantar, comencé a cantar el mismo Mantra durante una temporada (o casi tres meses), fui investigando letras y pronunciaciones y me fui encontrando con diferentes intenciones, diferentes fuerzas que necesitaba adquirir.

Además fui recopilando Mantras de muchas culturas en varios idiomas que me transportan a estados muy interesantes y profundos, ya que fueron creados hace cientos o miles de años por culturas muy diferentes a la nuestra, culturas que vivían la consciencia de Dios o el Universo, o Akash o como sientas llamarle, culturas que vivían el estado de Unión con el Todo.

Todo esto me pareció una gran herramienta y en vez de cinco lobitos mi hija acabó cantando conmigo grandes intenciones y semillas que van de a poco germinando en su ser interno.

Cuándo cantar mantras con los niños

IMG_2656


Muchos Mantras son muy fáciles y a los niños les encantan las repeticiones, así que utilicé el poder de los Mantras y la intención elevada cada vez que durante la rutina empezábamos o acabábamos algo. Momentos donde necesitamos especial paciencia y presencia, por ejemplo salir de casa, volver del parque, llegar al médico y tener que esperar, cambiar pañales, cocinar, y por supuesto dormir.

También ha sido de gran ayuda para moverme por la casa, mientras ella jugaba en su alfombra y que pudiera saber que aunque no me veía yo estaba presente, eso fue un gran descubrimiento, y calmarme, elevar mis pensamientos y ver cómo ella también se calmaba, se armonizaba.

Aún canto en casa, en el coche o esperando en un aeropuerto, mi hija ha crecido y ha ido descubriendo otras músicas y estilos diferentes y se queda fascinada al escuchar música electrónica pero lleva esa semilla dentro y sé que algún día florecerá y dará frutos.

No tiene que ser de la misma manera pero la intención es lo que nos nutre y queda, aquella que nos dice que somos seres de Luz que necesitamos Amor para vivir y elevar nuestros pensamientos, para poder ser más humildes y sentirnos en Unión con el Todo.

Después de esa experiencia tan nutritiva, los Mantras me envolvieron con sus vibraciones para siempre y creé el taller de Mantras y liberación de la Voz y Taller de Mantras en familia, para encontrar juntos la voz del alma.

Iniciarse en el canto de mantras

Así que te invito a que hagas una pequeña prueba y repitas cada vez que necesites elevarte:

Om ॐ

El Mantra Aum (Om) que es la vibración en la que fluye el Universo, cuando lo entones, hazlo con la devoción y humildad suficiente para conectar con la pureza de la vibración del Universo, cántalo desde tres veces en múltiplos de 3, repítelo y hazte el hábito de dejar fluir tu voz sin juzgarte y verás que poco a poco irá envolviéndote y cambiando la frecuencia de tu cerebro, armonizándote a ti y a tu entorno.



Om Mani Pad Me Hum ॐ मिण पदेहँ,

Éste fue el primer Mantra que canté con cierta frecuencia antes de ser madre y lo repetí durante tres años, sentía tan profundamente su poder los primeros dos años que no podía evitar emocionarme al cantarlo, os lo dejo para que podáis disfrutarlo.

Es el Mantra de la Compasión, OM MANI PADME HUM – los tibetanos lo pronuncian ¨OM MANI PEME HUNG¨- ॐ मिण पदेहँ, y es uno de los mantras más conocidos del budismo.

Este mantra de 6 sílabas encarna la compasión y la bendición de todos los Budas y Bodhisattvas, e invoca en especial la bendición de Avalokiteshvara, el buda de la compasión.



Puedes contactar con Irene aquí o en su Facebook.



Om mani padme hum: Dios, que los pétalos de esta flor se abran para que aparezca la joya de mi yo interior.

Aguamarina



Fuente: este post proviene de De mi casa al mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos