comunidades

Todo esfuerzo tiene su recompensa



Todo esfuerzo tiene su recompensa. Esa fue la lección que me dio mi abuelo, un gran hombre y trabajador incansable, hace más de 30 años y desde entonces ha sido como un mantra para mi. En aquel entonces, a mi hermana y a mi (mimadas y consentidas como nadie en el mundo)  se nos antojaron unas orejeras para el frío. No eran unas cualquiera, eran unas en particular que vimos al salir de comer con mis abuelos en VIPS, cuando todos los restaurantes tenían tienda. Pensábamos que lo tendríamos fácil, poniendo carita al abuelo, como tantas y tanta veces hicimos para conseguir todo lo que queríamos. Pero esa vez fue diferente. No sé si una de las caras de mi madre de “ya está bien” apuntando de manera desafiante hacia mis abuelos tuvo algo que ver (mirada que. por cierto, he heredado) el caso es que la respuesta del abuelo fue “no”. Pero no fue un “no” rotundo. Fue una negativa condicional: ganároslas.

Hicimos un trato con el abuelo. Él nos las compraba, pero a modo de préstamo. Tendríamos que ahorrar, “trabajar” en casa para conseguir un jornal, por llamarlo de alguna manera, y devolverle el dinero. Así seríamos nosotras mismas las que conseguiríamos las preciadas orejeras.  Fue mano de santo, abrimos nuestras huchas, ayudamos en casa, fuimos con el abuelo a su oficina (el negocio era suyo) a lo que nosotras considerábamos ayudar (qué tormento dábamos) y llegó el día en que pudimos devolver aquel préstamo.  Claro está que el abuelo no aceptó el dinero. Y ese fue uno de los grandes regalos que él nos hizo (y os puedo asegurar que no fueron pocos) Y no hablo de las orejeras, fue la lección de que todo esfuerzo tiene una recompensa.

Ahora le toca aprender la lección a la Princesa. Desde hace alguno meses quiere un hermanito, cosa harta difícil, o en su defecto una mascota.  Partiendo de la base que yo soy alérgica a los perros, gatos y conejos, nos quedaría la opción de tortuga, pez o hámster. Siendo prácticos, los dos primeros son engorrosos y anodinos (desde mi punto de vista). Así que solo queda el hámster.  Pese a que de pequeña tuve dos, ahora ilusión, lo que se dice ilusión, no me hace y al Santo menos. Pero oye, si yo los tuve ¿por qué privar a la Princesa de ello? Entonces me he acordado de mi abuelo y la he retado: gánate el hásmter.

Como no se trata de dinero sino de actitud y responsabilidad hemos creado los “puntos hamsterianos”, que no son otra cosa que puntos que tiene que ganar para conseguir la mascota. En su día a día, en sus tareas cotidianas nos tiene que demostrar que ya es capaz de cuidar a un ser vivo. Eso conlleva tener su habitación arreglada, no tener que repetir 100 veces eso de “lávate los dientes antes de irte a la cama”, cuidar de sus cosas, ser ordenada… Porque tener una mascota es un acto de responsabilidad que deben asumir todos y cada uno de los miembros de la familia, niños incluidos.

Así que en eso estamos. Cuando llegue a los 50 puntos “hamsterianos”, tendremos hámster en casa. De ella depende de ganar más y perder menos para conseguir cuanto antes su preciada mascota. Y entonces comprobará por si misma que todo esfuerzo tiene su recompensa.

¡¡FELIZ JUEVES!! 

Fuente: este post proviene de Corriendo sin zapatillas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Niños en libertad

¡Qué barbaridad! Hay gente que esto del estado de alarma se lo ha tomado al pie de la letra y no hace más que alarmar. Que no es un tema baladí, estamos todos de acuerdo. Es doloroso pensar en las mil ...

No es el momento

Hace algún tiempo, lo que iba a ser una noche tranquila de final de verano, desembocó en un buen rato de angustia, afortunadamente con un desenlace  feliz.  Serían más de las 10  cuando mi WhatsApp se ...

Recomendamos

Relacionado

Bebés y mamás Educación desarrollo ...

Sobre ‘patxi’ y el respeto

Los sonidos y las nuevas palabras van llegando a nuestra casa, pero con cuentagotas. De momento, las contamos con los dedos de una mano y no se puede decir oficialmente que ya hable. Por insistencia de su abuelo, el pequeño ya dice “abu” desde hace unas semanas. La nueva incorporación al escaso diccionario de mi hijo de tres años es “matxi”, de amatxi, refiriéndose a su abu ...

general 1 a 3 años 3 a 6 años ...

La Lección en 3 Periodos – 3 Period Lesson

La lección en 3 periodos fue utilizada inicialmente por Edouard Seguin en el siglo XIX y posteriormente adoptada por Maria Montessori. Es la manera habitual de presentar nuevos conceptos y el vocabulario asociado a ellos. Vamos a verlo con un ejemplo. En este caso vamos a presentar tres objetos: un círculo, un triángulo y un cuadrado. Material: Círculo, triángulo y cuadrado (a ser posible del mism ...

2019 Escapadas Rumbo a ...

Escapada a Barcelona

En esta familia solemos celebrar los cumpleaños con viajes, siempre es una buena excusa para organizar una escapada. Este año con motivo del cumple de abuelo, mi padre, decidimos “regalarle” una escapada a Barcelona. Para él era importante, mis padres han hecho trasbordo muchas veces allí de camino a otros viajes pero por unas cosas u otras […]

Discapacidad Libros Libros infantiles ...

María, la alegría en la diferencia

“María, la alegría en la diferencia” es una historia de superación y lucha. Basado en la historia real de María, una niña con parálisis cerebral, el libro nació de la necesidad de contestar a las preguntas de su hermano – entonces de 4 años en torno a por qué su hermana era diferente de los demás. Con un lenguaje sencillo y luminoso, es una lección de vida para enseñar a adultos, niños ...

Pequeños lectores

La maceta de mi abuelo: Una historia personal convertida en libro (¡Con sorteo!)

Me niego a creer que no haya un hilo conductor en nuestras vidas que vaya marcándonos discretamente y desde el más absoluto anonimato el camino. Me niego a pensar que la vida no es un cúmulo de casualidades. Me niego rotundamente. Cada vez más. El pasado 5 de enero os contaba en este blog la leyenda de la maceta que daba Chupa Chups, una historia personal con mi abuelo como protagonista que, tanto ...

Informativo Pre-Escolar Crianza ...

Todo lo que debes saber sobre el sonambulismo infantil

Estábamos durmiendo intentando dormir a Felipe con mi esposo cuando escuchamos unos pasitos a toda velocidad por afuera de nuestra puerta. Nuestra casa tiene un piso de madera antiguo que suena mucho, entonces sabíamos que era Isabela. Esperábamos que entre a nuestro cuarto. Ella no se despierta casi nunca, entonces esperaba que tal vez se sienta mal o algo por el estilo. Pero no entró a nuestro c ...

Crianza Variedades niño de tres años ...

"Mami yo tengo pene y tú tienes vagina"

  Así clarito lo dice mi hijo. De un tiempo a esta parte lo repite y repite cual disco rayado. Se acuerda de toda su parentela: “mamá yo tengo pene, papá tiene pene, el  abuelo tiene pene, el hermano tiene pene, pero tu mami…..tú tienes vagiiiiiiinaaaaaa”. Así, como todos los niños, sin tapujos, sin vergüenzas, a voz en cuello, en la casa, en la calle, en el parque, para que todo ...

Niños

Libros Malditos. ¿Te atrevés a leerlos?

Hay libros que nunca deberían ser abiertos. Libros que encierran maldiciones. Hoy te voy a hablar de 5 de ellos. ” El Libro de Dzyan”. Se cree que es el primer libro de la Historia y se decía, que sus autores habitaron el planeta millones de años antes de la existencia del hombre. Entonces ¿Quiénes eran estos misteriosos seres? Todas las personas que lo leyeron fueron asesinadas. R ...

general #felicidad de pareja #pareja

Mi esposo tiene una amiga en Internet(redes sociales)

Para ti, como para muchas otras mujeres, todo comenzó cuando tu esposo comenzaba a estar todo el tiempo “pegado a la tecnología”,ya sea al teléfono celular o a la computadora; como cualquier cosa, preguntaste de qué se trataba y recibiste la misma respuesta: “Es mi amiga de nombre?” o “Son cosas del trabajo”. La primera vez, te sentiste un poco aliviada porque t ...

Cosas que pasan Mamma mía historias ...

Mi mamá tiene dibujos en el cuerpo

La frase fue cambiada por poco marketinera, ya que la real, dicha a un animador de un cumpleaños en pelotero CON MICRÓFONO Y TODO  fue: mi mamá tiene tatuajes en la cola Y  no quedaba bien como titulo. Si, acá yo soy la madre de esa criatura, pero déjenme hacer uso de mi derecho a réplica. Recuerdos, momentos, significados, arte, perdidas, logros…atesorados para siempre en la piel (O al men ...