Mimitos en el Caos Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Crear hábitos y rutinas para niños de 2 años. ¿Qué opina el cerebro?

Estas vacaciones me he hecho una lista mental sobre hábitos y rutinas para niños de 2 años que quiero inculcar a Miss Pies Descalzos a partir de septiembre. Y es que empezamos a tener una cierta edad para plantearle algunos «deberes caseros»

Como decía Ikea «bienvenido a la república independiente de tu casa». Y es que cada uno le da importancia a elementos organizativos diferentes. Eso sí, si vivimos con niños coleando por el hogar hay que poner los puntos sobre las ies para no acabar tarumba.

Con trabajo duro podemos conseguir inculcar hábitos que se les queden configurados en el cerebro para siempre.

Pero como soy muuuuuu de ciencias no le veo la gracia al artículo sin buscar «¿Por qué son importantes los hábitos a nivel cerebral?» y «¿Cuánto tiempo es necesario para crear un hábito?

Ahora os cuento un poco las conclusiones de MAMI-EXPLORADORA! ^^

¿Por qué son importantes los hábitos? Mi obsesión materna para crear buenos hábitos

¿No molaría que tu hijo fuese un adulto que en automático ordenase todo lo que saca de un cajón o la ropa que se quita?

¿Pido demasiado?

El hecho es que si conseguimos automatizar una acción en el cuerpecito de nuestro hijo de 2 años. No le va a costar nada hacerlo el resto de su vida. Por ejemplo, si se acostumbra a entrar en casa y guardar los zapatos en su sitio, cuando sea adulto lo que se le hará incómodo será caminar por casa con zapatos en vez de zapatillas.

¿Qué tienen los hábitos de taaaaaan positivo?

Pues desde mi punto de vista muchos tienen que ver con la salud física (lavarse las manos antes de comer, ducharse, lavarse los dientes 2 veces al día mínimo). Otros con el orden. Para mí el orden es sinónimo de serenidad mental. Si me encuentro en un lugar despejado y ordenado siento que puedo arremangarme y hacer cualquier otra tarea (estudiar, trabajar…).

Si hay miles de cosas a mi alrededor me invade la sensación de tener que la lista de cosas pendientes se me alarga aún más. Vamos… debería trabajar o estudiar pero es que además no acabaría mis quehaceres porqué aún tendría toda la ropa por ordenar, la cama por hacer, cosas varias por recoger…

Los hábitos dan un orden a mi vida, una estructura que me da seguridad. Y a los humanos nos encanta xD vete tu a saber porqué…

En el fondo la salud física y la mental (vamos, serenidad mental), nos llevan a la felicidad y el bienestar. Al menos, eso pienso yo ^^

¿Cuánto tiempo es necesario para crear un hábito? 21 días u 8 meses?

Youtube os dirá que en 21 días tienes el hábito creado. Todo esto llega como siempre de una «mala lectura» de la fuente. He investigado, y se ve que un cirujano plástico llamado Maxwell Maltz observó como sus pacientes tardaban AL MENOS 21 días en acostumbrarse a su nuevo rostro. Después experimentó en su casa y se percató que a él mismo le costaba al menos 21 días adquirir un nuevo hábito (ej: beber agua antes de dormir). De ahí toda la parafernalia. Os lo cuentan en El misterio detrás del «Genera hábitos en 21 días«.

Pero ¿qué blogger sería yo si no llamase a mi amiga ciencia en este momento?

Así que os cuento. He descubierto a la señora Phillippa Lally (psicóloga de la Universidad de Londres) que examinó los hábitos de 96 personas durante 12 semanas y concluyó que la media para crear un hábito es de 66 días. Vamos, 2 meses. Pero se trata de una media. Algunas personas podían tardar 18 días, otras 254 (8 meses!)

Os dejo su estudio de How are habits formed.

Los hábitos y el cerebro… vais a flipar mamis! ^^

Empecemos por lo básico.

En el cerebro hay neuronas que construyen redes neuronales. Se dan la manita y se quedan juntitas para siempre ^^

El hecho es que cuando realizamos algo novedoso (por ejemplo: cambiar una bombilla), las neuronas tienen que darse la mano por primera vez, conectan. Y eso requiere atención. Es un esfuerzo para el cerebro.  Una vez ya se han unido, si volvemos a realizar esa acción el esfuerzo será mucho menor. Llegará un momento en qué podremos cambiar bombillas con los ojos cerrados xD

Con el tiempo almacenamos esquemas de hábitos que después se activarán de manera automática, sin esfuerzo alguno. Todo esto gracias a la zona del cerebro llamada «ganglio basal».

Lo curioso es que aunque dejemos el hábito, puede quedar latente si lo tenemos mega-inculcado. Así que a la mínima señal se vuelve a reactivar. Por eso puede llegar a ser muy difícil cambiar malos hábitos (ej: beber cocacola durante la cena).

Si queréis profundizar os dejo un enlace donde explican la investigación de de Ann Graybiel del MIT: ¿Cómo forma el cerebro humano las rutinas?

Mis 6 consejos para crear hábitos y rutinas para niños de 2 años

Dar ejemplo

«No te preocupes porqué tus hijos te escuchen. Te observan todo el día» El ejemplo es la base. Si tú no te quitas los zapatos tal como cruzas la puerta de casa no puedes esperar que lo haga tu hijo.

Dividir en pasos

Creo que lo más fácil para crear un hábito es desglosarlo en pequeñas acciones. Nosotros damos por hecho que «quitarse los zapatos es una sola acción» pero los niños pueden perderse porqué en realidad se necesitan varios movimientos para conseguirlo.

Por ejemplo. Cuando mi hija de 2 años tiene que ponerse las zapatillas deportivas ella sola primero le propongo que ponga los zapatitos juntos (para saber cual va en cada pie), después levantar el velcro y lengüeta, acto seguido poner un pie y por último el otro. Para guardarlos lo mismo: primero sentarse, desabrochar el velcro y poner los zapatos a dormir juntitos.

Me suena que Montessori ya hablaba de ello (pero aún no soy una experta =P).

El comodín de mamá!

Si se le hace bola realizar todas esas acciones yo intento celebrar los pequeños pasos. Por ejemplo, Pies Descalzos no consigue aún ponerse sola los calcetines. Así que le pongo la puntita y después ella se los sube. Dividamos la tarea y poco a poco irá cogiéndole el truco ^^

A mí me funciona.

Rutina

A través de la R-U-T-I-N-A!!!!! Ohhhhh LA RUTINA! Todo humano con miniseres a su alrededor ama esa palabra!

Y es que creo que el tortazo más fuerte que reciben los neo-padres es el de no tener una rutina familiar establecida. Bueno sí, tenían la de tortolitos, pero cuando hay niños en casa se necesita otro tipo de organización!

Repetir la misma acción día tras día hasta llevarla a cabo sin darnos cuenta, esa es la clave.

El momento ideal

Contra antes empecemos mejor. Sino podemos correr el riesgo de que se creen malos hábitos (más difíciles de corregir). Desde que son bebés podemos conseguir que para ellos «lo normal» sea entrar en casa y quitarse los zapatos. Mientras vaya creciendo le iremos inculcando nuevos pedacitos de hábito.

Perseverancia

Obviamente si hoy decidimos que queremos empezar a inculcar un cierto hábito no podemos pretender que lo acepte y santas pascuas. Así que teniendo en cuenta toda la información que os he contado antes (el tiempo necesario para crear un hábitocomo se crean los hábitos en el cerebro) me parece lógico que sea necesario insistir día tras día hasta que la acción acabe automatizándose.

Los nuevos hábitos que quiero trabajar desde septiembre!

Voy a ser sincera. Como madre novata creo que podría haber inculcado ciertos hábitos mucho antes. Ahora me encuentro, lógicamente, con un poco de resistencia por parte de la peque. Sobretodo porqué estamos en plena fase «TERRIBLE2»!

De todos modos estas vacaciones ya me daban vueltas por la cabeza diferentes ideas. Así que desde hoy mismo intentaré trabajar los siguientes hábitos con Miss Pies Descalzos:

Quitarse los zapatos al llegar a casa

Este hábito lo teníamos súper interiorizado cuando tenía un añito y medio. Lo perdimos este verano! Así que con la excusa de que vamos a cambiar el zapatero voy a aprovechar y a por ello! ^^

Quedarse sentada hasta que acabe de comer

A parte la fruta, que le permito comérsela en el jardín, me gustaría que consiguiese quedarse sentada del primer plato al último. Desde que quitamos la trona no para de subir y bajar. No voy a forzarla, mi único límite es el de «la comida se come sentados porqué sino se puede caer al suelo».

Que se vista y desvista sola

Lo estoy trabajando antes y después de la ducha. La siento y sin prisa alguna nos ponemos las dos a «entrenar». Durante el día lo voy intentando pero la «fase del no» aparece constantemente. Así que si hay que salir pegando tiros de casa intento distraerla con juegos o historias y a la calle!

Para algunas me estaré equivocando, pero en esto de la maternidad hay que sobrevivir xD Y yo a veces necesito hacer las cosas poco a poco.

Recoger los juguetes

Estando en casa todo el día este verano teníamos unos tinglados que ni pájara de como se formaban. Es cierto que con la rutina ya va mejor la cosa visto que se pasa el día fuera de casa (y obviamente no puede desordenar tanto).

Me he propuesto recoger juguetes en ciertos horarios SIEMPRE: después de comer, antes de salir a la calle y antes de ir a dormir. Esta técnica tiene su lógica. Muchas me diréis…

¿Pero por qué no la acostumbras a recoger cuando ha acabado de jugar con algo?

Sería lo suyo sí. Pero si se me despega de las nalgas 5 segundos no voy detrás suyo diciéndole «ui mira, ya no juegas con eso? a ordenaaaar». Lo que hago es adelantar cosas en casa. Y en ese momento la lía a consciencia xD

Así que de esta manera la casa se mantiene bastante bien. Además si recoge después de comer lo que saque después sí que va a recogerlo al momento porqué le dedico siempre media hora plena sin distracciones antes de la siesta. Por lo tanto ahí sí que puedo decir «antes de coger otra cosa recojamos».

La ayudo muy a menudo, Pies Descalzos aún no tiene la capacidad de recoger absolutamente todo ella solita. Pero lo importante no es que recoja, sino que trabaje el hábito de ordenar. Poco a poco ya aumentaremos la cantidad.

Que a las 21 ya esté en la cama!

Oye, que yo respiro un montón si a las 21.30 puedo abrazar a Mr. Sofá! Así que mi idea es a partir de ahora despertarla a las 8.00 de la mañana para anticipar la siesta a la 13.00 y poder ir a leer a la cama a las 20.45. Así a las 21.30 seguro que estará dormidita. Espero.

Se me hace bastante bola cuando la jornada maternal acaba a las 22.30 u 23.00. Parece un bucle infinito.

He notado que los días que lo consigo hasta se duerme más rápido y se despierta menos. De hecho si habéis leído algo sobre los ritmos circadianos sabréis que si metemos al niño en la cama siempre a la misma hora, acabará produciendo la hormona del sueño en ese horario y será más fácil que se duerma.

Vamos, como cuando nos despertamos los fines de semana a las 6.00 aunque no nos suene la alarma del trabajo. El cuerpo tiene los ritmos memorizados.

Que se lave los dientes 2 veces al día

Esto me cuesta bastante. Está en la fase NO total. Por la noche gracias a la rutina de «ir todos juntos a lavar dientes y hacer pipí» hemos conseguido instaurar este hábito, pero al medio día ya doy gracia si me deja recoger la cocina y consigo que duerma la siesta!

Que en ciertos momentos juegue sola

La Pies Descalzos pide siempre atención continua! Me encanta jugar con ella pero claro también querría que las cosas de casa avanzasen (COMER, cocinar, tender, limpiar…). Ahora ya la he acostumbrado a jugar sola mientras acabo de comer o recojo la mesa. Hace un año era imposible, lloraba mucho si ninguno de los dos estábamos por ella así que a turnos uno comía y el otro con la niña.

Creo que ahora es suficientemente mayor para entender que mamá y papá tienen que acabarse su plato y que después jugarán con ella.

Para ello hace tiempo que le proponemos que se traiga juegos a la mesa o en la cocina, le leemos algún cuento. Al principio se enfadaba bastante, ahora la cosa fluye mejor.

En otros momentos como tender o arreglar la casa intentaré hacerle propuestas «venga haz una torre y me la enseñas mientras tiendo la ropa». A ver si lo consigo.

«Finger crossed»

Reducir las tomas de lactancia

Amo la lactancia y aún después de 28 meses sigue siendo a demanda (y ya os digo que hay mucha). Pero empiezo a agobiarme si estamos fuera de casa. Ya no es un bebé con el que me paseo mientras le doy pecho. Así que fuera de casa me gustaría que se acostumbrase a que mami tiene que sentarse. Por lo tanto a «esperar». Sobretodo cuando estamos en la cola del súper, ahí me la pide siempre! El peor momento de todos! xD

Trucos para eso no tengo, simplemente intentar explicarle que a la que salgamos se la doy. Además ahora empezará el invierno y no puedo ir desnuda por la calle.

Si os interesa os dejo un artículo que escribí al qué le tengo mucho cariño: Destete natural y 3 experiencias de lactancia prolongada.

Que me conteste

Esto no sé si entra en «hábitos», pero me repatea hablarle a una pared. Si le hago una pregunta quiero que me diga o «sí» o «no» Pido tanto? xD A Papá Oso también le repatea así que estamos insistiendo bastante en este tema.

Disminuir enfados con la familia política

Esto no es un hábito pero lo meto en la lista de «cosas por hacer». Desde mi reflexión en Problemas de pareja por la familia política (versión con hijos) las cosas van mucho mejor, pero obviamente tengo que seguir esforzándome mucho para evitar esos autoenfados que lo mandan todo al garete!

Además de todo esto me encantaría incluir cosas como que se haga amiga de la cuchara y el tenedor. A veces parece que vivamos en la jungla cuando en realidad es capaz de comer hasta la sopa ella solita. Pero como la cabeza no me da para más voy a empezar por esta lista y ver venir!

Cruzad los dedos por mí, a ver si su cerebro crea esas fantásticas redes neuronales sobre todas estas cosas!

Compartid vuestros consejos y experiencias que nos molan un montón! ^^

Si quieres saber más sobre una maternidad innovadora, respetuosa, creativa y sorprendentes métodos educativos que no conocías…

!SUBSCRÍBETE!

ESCRIBE AQUÍ TU MEJOR E-MAIL ^^

Volver al inicio

Si te ha gustado este artículo quizás te puedan interesar

8 desayunos saludables para niños en 5 minutos

Dejar el pañal: 6 artículos con trucos y consejos

No quiere cambiarse el pañal o la ropa – Trucos!

Fuente: este post proviene de Mimitos en el Caos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Crianza alimentacion

8 desayunos saludables para niños en 5 minutos

Seamos sinceras, las palabras «desayunos» y «sanos» a veces son difíciles de juntar. No sé en vuestra casa, pero desde que eliminé el bocadillo de embutido por cuestiones de salud aún no he conseguido quedarme a gusto con un desayuno. Si además todo esto lo extrapolamos a la niña… ya tenemos el tinglado montado. Por eso hoy os presento los 7 desayunos saludables para niño ...

Comportamiento Disciplina Escuela de padres ...

El poder de elogiar

¿Por qué elogiar? Elogiar a nuestros hijos es el mayor premio que les podemos ofrecer. Los niños pequeños, sobretodo a partir de los 2 años están deseosos de agradar, de oír un «bravo!», «muy bien», «qué bien lo has hecho», … Darles un beso o un abrazo acompañados de estas sencillas y alentadoras palabras les encanta, sólo hay que ver qué cara ponen y cómo se ...

artesanía blog español ...

Descubre a Jaione de Jugar en casa

Este post es un poco offtopic pero creo que un tema interesante: el grupo de Facebook «Jugar en Casa» y el respeto (o falta de él) en las redes sociales. Tenemos en el blog a Jaione, administradora del grupo de Facebook «Jugar en Casa». Si estáis en el grupo seguro que la conocéis. Jaione es mamá de dos peques que según ella: «llegaron para ponerlo TODO patas arriba! Mi ...

3-6 años Desarrollo emocional Psicología Infantil

Niños demasiado buenos. Mi hijo de 3 años es un ángel

¿Existen esos niños «demasiado buenos»? ¿Esos que jamás han protestado por nada, que nunca han tenido una rabieta o de aquellos cuyos padres dicen que obedecen a la primera sin rechistar? Hoy nos planteamos esta pregunta con el objetivo de analizar qué se esconde detrás de este comportamiento tan poco usual o frecuente. Por qué lanzo esta pregunta al aire ¿Quién no ha deseado decir esta ...

Libros infantiles álbum ilustrado Alimentación infantil ...

Las pirañas no comen bananas

Las pirañas no comen bananas, una excelente herramienta para hablar de la influencia del grupo, la tolerancia a la diversidad y la empatía. «Las pirañas no comen bananas» es un álbum ilustrado de Aaron Blabey, autor de otros libros que ya he reseñado en este mismo blog, como «Telma el unicornio» o «Necesito un abrazo«. Un autor que me gusta mucho por su sentido del hu ...

blog ecologia español ...

Compartir la naturaleza – Joseph Cornell

Hace poco tuve la suerte de conocer a Paqui Godino de La Traviesa ediciones. La Traviesa Ediciones ha publicado la edición en español de «Compartir la naturaleza» de Joseph Cornell. Los juegos y actividades de Cornell fueron una revolución en la educación ambiental. Hasta sus primeros libros la educación ambiental había sido de mostrar y dar datos. «Compartir la naturaleza» ...

Embarazo mi experiencia sentimientos de madre

Mi experiencia de parto inducido por colestasis

Hoy os traigo mi experiencia de parto inducido por colestasis! Ya os conté en otro post mi experiencia de colestasis durante el embarazo y como un jueves por la tarde me soltaron la súper frase «Vale, pues mañana a las 8.00 ven aquí que te induciremos el parto» Después de algo así una no pega ojo, os lo puedo asegurar. Siempre imaginé el final de mi embarazo con cierto romanticismo. Me v ...

Libros infantiles Libros y manuales álbum ilustrado ...

A veces mamá dice un álbum sobre dos mundos que colisionan

«A veces mamá dice …» es un álbum ilustrado de Ana Sarrías Oteiza dirigido a niños y niñas a partir de los 3 años. Una propuesta de Bruño Editorial perteneciente a la colección Menudos álbumes. Un libro que desde una tierna sencillez nos explica cuán diferente se ve el mundo cuando eres niño y lo difícil que es entender algunos mensajes que los adultos les lanzamos. Reseña editori ...

Vida Mamás Perfectas Perfectas

Mamás Perfectas

Hoy quiero contarles varios secreticos que tengo guardados. Pero para hacer honor a la verdad y para alivio mío creo que no soy la única (espero). Gracias a Dios para el mundo somos «Mamás Perfectas» naah se que exagero. Nos ven tan correctas, tan bellas, tan… bueno si, perfectas jajaja, en fin. Las mamás somos lo más lindo que hay sobre el planeta (modestia aparte) y digan si no. ...