Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Sobre el miedo: Carta para el futuro

sobre el miedo


Querida Maramoto:

Hoy te voy hablar sobre el miedo, un sentimiento al que quizás aún no hayas puesto nombre (“Susto, papá, susto”, me dices), pero que ya has empezado a experimentar. Miedo a la oscuridad; miedo a ir a sola a una habitación de la casa distinta a la que están papá y mamá (“Papá, mano”, me reclamas); miedo a los ruidos ensordecedores cuya procedencia no logras adivinar. Decían en alguna película que ahora mismo no recuerdo que tenemos miedo porque tenemos imaginación y que si dejásemos de imaginar, seríamos valientes. No voy a negar que como frase en un guión queda muy bonita, pero también te diré que una vida sin imaginación no sería vida. Sin miedo, tampoco. Así que no tengas miedo de tener miedo. Exprésalo si lo sientes, porque nosotros te acompañaremos. Sin juzgarte. Sin ridiculizarte. Sin etiquetarte. No hay valiente que no haya sentido miedo.

Papá, por ejemplo, lo ha sentido muchas veces y de muy diversas formas. Cuando era pequeño, a la oscuridad (recuerdo que dormía completamente tapado, camuflado bajo las sábanas, y que la abuela me encontraba empapado en sudor cada vez que antes de acostarse pasaba por mi habitación a darme un último beso de buenas noches); cuando fui un poco más mayor y la muerte hizo acto de presencia en mi vida, le tuve miedo a ella. Y también a los peligros que acechaban en la noche (Cuánto daño hicieron ‘¿Quién sabe dónde?’ y Paco Lobatón); ahora, desde que naciste tú, sólo tengo miedo a fallarte: a no ser buen padre, a decirte cosas que no quiero decir, a no estar haciendo las cosas bien, a dejarme llevar por la ira y el agotamiento, a no poder darte todo lo que mereces, a irme demasiado pronto (otra vez la muerte, siempre la muerte) y que todavía me necesites. Es posible que nunca haya sentido tanto miedo (ni tanto vértigo) como durante estos dos años. Te diría que incluso desde el embarazo, con ese miedo latente a que algo saliese mal. Será que tú viniste a revolucionar y a poner todo patas arriba. También al miedo, por supuesto.

Y con tantos miedos a cuestas y tantas inseguridades, a veces, en este espacio, me es imposible no sentirme un poco Jorge Pellegrini (Ricardo Darín) en la maravillosa ‘El mismo amor, la misma lluvia’ y me resulta inevitable no cuestionarme que hago yo escribiendo cada semana en este blog sobre crianza, lactancia materna, conciliación, alimentación complementaria o rabietas. Y entonces, como el personaje creado por Juan José Campanella, me pregunto que “¿Quién me manda a mí escribir cosas sobre las que no tengo la menor?”. Y  como el propio Jorge en esa escena final que es cine en mayúsculas, me respondo a mí mismo que sobre el miedo tendría que escribir yo. Que sobre el miedo, como estoy demostrando en este post, cátedra.

¿Y sabes, cariño? Uno se siente mejor exteriorizando y compartiendo sus miedos. Hasta parece que se desvanecen, aunque sólo sea un efecto óptico. Y al hacerlo se da cuenta de que no está solo. Que muchas otras personas, padres y madres que quizás nunca temieron a la oscuridad ni a la muerte, también han visto florecer los miedos desde la llegada de sus hijos. Y uno llega a la conclusión de que ese miedo nos une a todos de alguna forma, como un lazo invisible. Que la paternidad es luz, pero también invierno. Que la valentía está sobrevalorada, “como los estudios universitarios, la muerte o las pollas largas (¿Aún no has leído ‘Cuatro amigos’, cariño?).  Y que solo algo tan grande como un hijo tiene la fuerza suficiente para despertar tanto nuestra imaginación y hacernos sentir tantos miedos e inseguridades.

Cuando leas esto, si no lo hemos hecho todavía, recuérdame que nos sentemos en el sofá y vemos juntos, los tres, ‘El mismo amor, la misma lluvia’. Después volveremos a hablar sobre el miedo.

Te quiere,
Papá.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

Relacionado

Niños miedo niños ...

El miedo a la oscuridad de nuestros hijos

Hay temores que parecen inscritos en nuestro código genético, uno de los más comunes es el miedo a la oscuridad que suele aparecer en los niños pequeños, normalmente antes de los seis años. Pese a lo que pueda parecer los niños no nacen teniendo miedo a la oscuridad, de hecho hasta que llegan a este mundo han estado en un ambiente oscuro, el problema surge cuando empiezan a entender el mundo que l ...

Andanzas

Dos años de viaje: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Hoy cumples dos años y tengo una sensación tan extraña como difícil de explicar. Me parece que estos dos años han pasado volando, pero a la vez se me han hecho terriblemente largos. Qúe contrasentido, ¿verdad? Imagino que a lo primero contribuye lo rápido que creces y la velocidad con la que ha empezado a brotar tu vocabulario. Lo segundo será cuestión de ese cansancio crónico qu ...

Andanzas

Te tero: Carta para el futuro

Querida Maramoto: ¿Sabes una cosa, pequeña? Durante las últimas semanas le he dicho a la mamá jefa que tengo la sensación de que me he vuelto un poco Paco Umbral y que parece que sólo me paso por el blog para hablar de mi libro (revista, sorteo…). Y la verdad es que no me gusta, te voy a ser sincero, porque si este espacio tenía alguna característica destacada ésa era su carácter personal,  ...

juegos y juguetes 150 palabras

Mini cuento: El niño que tenía miedo a la oscuridad. 150palabras

Este cuento tiene un motivo en especial. Hoy (el día que escribí el cuento), hemos estado sin luz en casa unas 7 horas. Se habían fundido los fusibles de la comunidad, 170 pisos sin luz. A lo que voy, que si empiezo no paro. Mi hijo ha estado toda la tarde sin querer ir solo al baño porque estaba oscuro. Así que he decidido hacerle este cuento. A ver si así le ayudo con su miedo a la oscuridad (he ...

Andanzas

Nunca dejéis de mirar a ver si puedo: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Hoy vengo a hacer una cosa que a los adultos nos cuesta horrores, imagino que por orgullo y vergüenza, por no encontrar las palabras, que es lo que le suele pasar a tu papá en prácticas cuando se da cuenta de que ha metido la pata y ha tocado fondo. O puede ser, como escribía Patxo Unzueta, que nos cueste tanto por esa tragedia que nos supone “la imposibilidad de volver atr ...

general andanzas

Esos días en que no te separabas de mí: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Cuando leas esto, tú ya no lo recordarás. O puede que sí, porque con suerte, estos días de los que te hablo habrán sido reemplazados por otros. Sea como sea, quiero dejártelo por escrito. Y dejármelo también a mí. Perdona por este arrebato de egoísmo de tu papá en prácticas. Te prometo que cuando acabes de leer estas líneas me entenderás mejor. Estoy seguro de que cuando te llegu ...

Familia Pedacitos de mi #temadelasemana ...

#El tema de la semana: tengo miedo a…

Primera semana que me uno a esta iniciativa de @papasblogueros para reflexionar cada semana sobre un tema propuesto. Esta El tema es: “Tengo miedo a…” y si me pongo a pensar, creo que la maternidad te llena un poco de miedos. Miedos que florecen de todas partes sin que puedas detenerlos, miedos en los que antes ni pensabas. Miedos de todo tipo. Pero vamos por partes: Tengo miedo ...

general andanzas momentos ...

La primera vez que me llamaste “papá”: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Esto que te voy a contar hoy sucedió hace ya algún tiempo. Digamos que a inicios/mediados de octubre, porque recuerdo que íbamos paseando por la calle en manga corta junto a la mamá jefa, consecuencia de un verano inesperado que nos regalaba el otoño. Desde que pasó tenía claro que quería dejártelo por escrito. Aunque sólo sea para retener en palabras (por si la memoria algún día ...

decoración infantil lámparas de noche luz nocturna ...

Lámparas de noche para el miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad puede ser uno de los principales problemas que afecten al sueño de los niños. Por eso, a veces puede resultar muy útil colocar en su mesilla una pequeña luz que, sin llegar a molestarles, les proporcione seguridad y tranquilidad, y les permita dormir solos en su habitación. Por eso aquí quiero enseñaros algunos modelos de luces de noche que he encontrado. Tenéis por ejemplo ...

Andanzas paternidad

‘Playa y montaña': Carta para el futuro

Querida Maramoto: ¿Sabes una cosa? A veces tengo la sensación de que la vida me va dejando mensajes cuando más los necesito. Quiero pensar que es porque puntualmente, demasiado a menudo quizás, se da cuenta de que me equivoco y me quiere hacer reaccionar. Por eso me pone esos mensajes en el camino. A veces en forma de frase pintada en una pared o escrita en las páginas de un libro; otras en forma ...