Aprendiendo a Crecer Blog Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuando los niños que lo tienen todo nunca tienen suficiente

Me pasó el otro día. Me di cuenta que mi hija de cuatro años no está satisfecha con nada. Nada es suficiente para ella. No me refiero a que ella no disfrute de jugar y no sonría y sea feliz, o que llore mucho todo el tiempo. Sino más profundo que eso, ella que lo tiene todo y más, resulta que no se complace ni logra estar satisfecha con nada, no tiene grabado un chip de gratitud.

Nos fuimos al cine las dos, compramos canguíl, cola y chocolates y comimos y vimos una película.  A la salida, ella pidió comprar otro chocolate, a lo que no accedí, explicando que ya habíamos comido chocolates y que era suficiente por hoy. Ella se puso a llorar y se arruinó así de rápido nuestro día. Igual yo no accedí. No soy de esas mamás que acceden a todo, para nada, pero aún así ella tiene ese sentimiento de derecho a pedirlo y a que le den todo.

En la noche conversé con ella sobre lo sucedido y ella me dijo: “Cuando recuerde de este día me voy a acordar solo de lo triste que estoy porque no me compraste el chocolate”. Esto me dolió mucho y me puse a llorar con ella. Le dije que ella debe entender que para sus padres es un gran esfuerzo llevarla al cine, que su mamá hizo un gran esfuerzo para compartir este momento con ella. Ella me contesto: “A mí no me parece un gran esfuerzo ni suficiente”.

Este fue un momento muy importante para mí. Fue un abrir de ojos de que tengo una labor enorme en la que trabajar. He escuchado a mis amigas pasar por lo mismo, preguntarse porque sus hijos no pueden ver lo positivo o apreciar lo que tienen. He leído muchos artículos y entiendo que tiene mucho que ver con nuestra forma de vida de hoy. Gratificación inmediata, acceso tecnológico, falta de límites, etc. No quiero entrar en detalle de esto ni buscar culpables o razones por las cuales los niños hoy en día son así, lo que sí quiero hacer es enfocarme en cambiar nuestro día a día para mejorar.

Lo que quiero hacer hoy es fijarme como propósito el trabajar todos los días para que ella aprenda a ver siempre lo positivo en su día y porque pueda ser agradecida de lo que sí tiene. Para esto me propongo lo siguiente:

1. Predicar con el ejemplo

Este siempre es y será uno de mis pilares de la crianza. Los niños imitan mejor de lo que escuchan siempre. Entonces el primer paso para el cambio es cambiar yo.

Voy a saturar mi vocabulario con una palabra muy importante: “GRACIAS“. Voy a decir gracias de manera exagerada:

Gracias esposo por servirme el café,

Gracias Isabela por pasarme el azúcar,

Me siento muy agradecida hoy por poder jugar contigo

Me siento agradecida hoy de que el ñaño esté tan feliz

Estoy triste que no habían papas fritas en el restaurante PERO me siento tan agradecida y feliz de que había el postre que quería
Así instalaré en mí esa palabra y haré el ejercicio de repetirla y repetir siempre mis sentimientos de gratitud.

Estoy segura que mis hijos aprenderán por ejemplo la importancia de decir gracias y también de sentirse agradecidos incluso cuando las cosas no salen como ellos esperaban. A veces es importante ser expresos y exteriorizar nuestros pensamientos para que ellos puedan aprender por observación. 

2. Ejercicio de “Cambiar el Chip”

Hemos empezado este ejercicio. He conversado muchas veces con Isabela y le he explicado la importancia de ser agradecidos y de además poder ver siempre lo positivo en las experiencias aunque no nos guste lo negativo.

Para lograr esto tenemos un ejercicio que hacemos cuando ella no logra salir de algo negativo. Por ejemplo, llega llorando de la casa de sus abuelos porque no quería irse.

Le digo: “Isabela, veo que estas triste porque no querías irte de la casa de los abuelos, cambiemos el chip!”, y ella ya sabe que me tiene que decir algo positivo de la experiencia que tuvo que le está generando tristeza ahora.

Ella entonces me tiene que contar algo que sí le gusto de la experiencia. Me dice: “Si mami estoy triste, me gusto mucho jugar con las muñecas hoy en la casa de los abuelos”. 

El solo ejercicio mental de acordarse de algo positivo del día ya es suficiente para generar un cambio de actitud completo. Le recuerdo siempre después de esto: “Que bueno que te gustó jugar con las muñecas, intentemos acordarnos de ese momento lindo hoy y ser agradecidos por haberlo vivido”. 

Hacemos este ejercicio de cambiar el chip cada vez que nos trabamos en pensamientos negativos y no podemos ver lo positivo de nuestro día. Estoy segura que si el día del cine hacíamos este ejercicio ese momento hubiésemos podido salir del mal momento sin ningún problema.

3. Enseñemos a retrasar la gratificación inmediata

Creo que este es uno de los causantes más importantes de que nuestros hijos se sientan tan insatisfechos. Hoy en día nuestros hijos necesita algo o quiere algo y somos padres que nos encanta cumplir y dar.

“¡Tengo hambre!” “En un segundo me detendré en el camino” “¡Tengo sed!” “Aquí hay una máquina expendedora”. “¡Estoy aburrido!” “¡Usa mi teléfono!” La capacidad de demorar la gratificación es uno de los factores clave para el éxito futuro. Tenemos las mejores intenciones: hacer felices a nuestros niños, pero, lamentablemente, los hacemos felices en este momento pero miserables a largo plazo. Poder retrasar la gratificación significa poder funcionar bajo estrés. Nuestros niños se están volviendo cada vez menos equipados para lidiar incluso con presiones menores, que eventualmente se convierten en enormes obstáculos para su éxito en la vida. (Traducción de éste artículo)

Como esto es un factor importante en la vida de nuestros hijos, tenemos que ser conscientes de enseñarles que es necesario esperar, y que es necesario a veces que nos digan que no. ¿Cómo? La clave está en hacerlo en cosas pequeñas de nuestra vida diaria.

Dejemos que se aburran. ¡Que esperen! El mejor incentivo para la creatividad es el aburrimiento. No necesitan el celular para esperar en la sala del médico, les damos mejor una hoja y un lápiz. Les enseñamos que a veces tenemos que esperar y aburrirnos.

Aunque podamos responder inmediatamente, a veces debemos hacerles esperar. Si estamos en un restaurante y quiere más agua, en vez de pararnos a buscar al mesero, esperemos que el mesero se acerque y le pedimos el agua. El esperar en cosas pequeñas les enseña a largo plazo a esperar también en cosas grandes.
Espero que empezando con estos simples ejercicios mentales tanto míos como para ella, logremos mejorar, con tiempo, paciencia y poco a poco nuestra actitud.

Quiero tener hijos positivos, agradecidos, felices y con habilidades para afrontar sus emociones. No quiero volverme a encontrar con una situación en la que ella tiene tanto y no logra encontrar en sí misma la habilidad de emocionarse y ser feliz, viendo siempre el lado que no le gustó o negativo. Este cambio empieza por nosotros, los padres, y el esfuerzo es diario, sólo así podemos entregar al mundo personas de calidad de emociones que sepan manejar bien sus sentimientos. 

Fuente: este post proviene de Aprendiendo a Crecer Blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dejar y no quitar el pañal

Lo prometido es deuda así que hoy les voy a hablar de la dejada del pañal de Sebastián. ¿Cómo dejar el pañal? En inglés el término que se usa es Potty Training y se traduce a “Entrenar a usar el ...

Recomendamos

Relacionado

Crianza con apego maternidad crianza ...

Fomentar la empatía y solidaridad en los hijos

Ayer, mientras desayunábamos, Vera comía cereales con leche y en mitad de la conversación (poca por la mañana porque vamos de sueño fatal xddd) me dijo: “Mamá, podríamos darle una parte de los cereales a otros niños que no tengan nada para comer, no?.” Y la verdad es que me encantó escucharla. Me gustó ver que sale de ella misma el pensar en otras personas, y tiene una especie de nece ...

Crianza/Educación Libros mágicos acompañar ...

Un recurso para acompañar el llanto de los niños

¿Cómo sueles reaccionar ante el llanto de los niños? ¿Te sale un “no ha sido nada, no llores más”? ¿Quizás un “pero ahora por qué lloras”? ¿ O un “venga va, que tú eres muy valiente”? Muchísimas veces reaccionamos con los niños ante diversas situaciones (como por ejemplo cuando lloran) sin pensarlo demasiado, según nos sale en el momento. Pero lo cierto es que l ...

Embarazo y Parto Maternidad y Crianza bebe grande ...

Gestando y criando a un bebé grande: la historia de Mini Thor

Hoy no voy a contaros nada sobre las pequeñas terremoto. Hoy quiero compartir en el blog la historia de mi amiga Sil, y de su mini Thor. Ella y yo hemos hablado mucho estos últimos meses, nos conocemos hace mucho y nos reencontramos hace poco gracias a este blog (ella es la  sonrisa 7 del repaso de 2015) y cuánto más me contaba sobre la crianza de su bebé, más ganas tenía de compartir su historia. ...

Libros infantiles Libros y manuales Combel editorial ...

Todo lo que sé de la caca

“Todo lo que sé de la caca” es un álbum ilustrado de la Editorial Combel. Escrito por Jaume Copons e ilustrado por Mercè Galo. Una propuesta divertida para hablar  de algo que todo el mundo sabe hacer: caca. Pero .. ¿tú cuánto sabes sobre ella? Un libro cuyo protagonista es: la caca Breve sinopsis editorial ¿Qué tiene este libro para ser tan especial? Pues que habla de una cosa que, ...

Crianza Maternidad

Cuando Poner los pendientes de bebe

Recuerdo que al nacer mi Titina ya tenía uno de los 3 pares de pendientes de bebe, esperando ser puestos por la enfermera. A mí me daba miedo, en aquel momento sólo esperaba que no se diera cuenta de nada, al menos eso quería pensar.  A mí me pusieron mis primeros pendientes cuando tenía 9 años,  y  a pesar de las dos horas que espere que el hielo adormeciera mi lóbulo, aguante  porque quería por ...

general maternidad y crianza pedacitos de mi ...

Lo siento todo; no siento nada

Este es de esos post que tanto me apetece escribirlo como no escribirlo. Que tantas veces he leído, releído, editado y dejado una vez más en borradores. que mezcla muchas cosas, habla de todo un poco y no tiene ni estructura ni rumbo… Yo había leído mucho sobre el embarazo, el parto, incluso sobre la lactancia…pero ya llegó el día en que me dí cuenta que tanta lectura no servía como si ...

family

Cuando "todo pasa"…

Hola de nuevo; hoy me apetecía compartir con vosotras un post más personal, de esos que me gustan (y que necesito) escribir cuando hay algún momento duro en el camino o cuando sencillamente necesito dejarlo ir. Estaréis de acuerdo conmigo en que la maternidad tiene mucho de estos momentos y es por ello que hace unos dos años que mi afición (y necesidad) por escribir han vuelto a vuelto a aflorar.  ...

Actividades Adentro Juegos Pequeños ...

8 cosas que hacer con los niños en días de lluvia dentro de casa.

Siempre estamos pendientes de llevar a nuestros hijos a lugares divertidos, a salir de casa el fin de semana, y ver dónde podemos ir para variar el escenario… pero, ¿qué pasa si queremos quedarnos en casa, o si llueve y no podemos salir? No vamos a dejar de pasar bien! Con mi hija nos hemos jugado un millón de juegos, fáciles, divertidos y que han hecho que cada vez seamos más cercanas. Les ...

Mi maternidad alimentacion sana vida sana

Alimentación sana, más fácil de lo que pensamos

Galletas de manzana caseras de mamistarsblog.com Cuando me convertí en madre mi chip en cuanto alimentación cambió. Me empecé a informar sobre cuáles eran los mejores alimentos que podía dar a mi hijo y aunque llevar una alimentación sana no es difícil, si me ha producido algo de “angustia”. Siempre he sido muy básica en cuanto a los alimentos: legumbres, arroz, pasta, verduras, pescad ...