comunidades

El hábito de dormir en niños de 0 a 6 años



¿Cómo podemos conseguir unos hábitos de sueño adecuados?
Hay que destacar en primer lugar la importancia que tiene respetar los ritmos de sueño que evolucionan con la edad.

Es necesario hacerlo atendiendo a las necesidades individuales de cada niño o niña, dado que hay algunos que necesitan más horas de sueño que otros, o necesitan acostarse antes y otros al contrario.

Lo ideal es que el niño o la niña comprendan la necesidad de descanso, que vayan conociendo su propio ritmo, cuándo están cansados, cuándo necesitan dormir, y si la actividad que van a realizar no les va a suponer fatigarse.

La falta de sueño afecta tanto al rendimiento del niño o niña en los periodos de actividad como a su relación con las demás personas, pues un niño o niña cansados pueden tener conductas inestables e irritables que no se darían si estuvieran descansados.

Se deberán organizar los horarios de la escuela y de la familia para equilibrar adecuadamente los momentos de actividad y descanso, deberemos dejar tiempo para que se relajen, puedan tener un rato de convivencia con las personas adultas, y puedan realizar alguna actividad, que como decíamos antes debe ser relajada, pues induce al sueño.

Es muy importante que estos horarios sean fijos y se respeten en todo momento y lugar.

Las condiciones ambientales deben responder a criterios de tranquilidad y relajación.

Debemos evitar ruidos excesivos cuando el niño o la niña ya están acostados, porque puede provocar que no concilie el sueño o que se les interrumpa.

De 1 a 2 años

Duermen de 12 a 14 horas diarias.

A partir de los 6-8 meses deben dormir en una habitación diferente a la del padre o la madre. (Opcional).

Pueden utilizar chupa para dormir. (Opcional)

Se les puede ayudar a relajarse antes de dormir con cuentos.

Debe evitarse la luz.De 2 a 3 años

Duermen 12-13 horas diarias.

Debe retirarse paulatinamente la chupa.

Continúan demandando la atención de alguna persona adulta.

Necesita ayuda para dormirse.De 3 a 4 años

Duermen unas 12 horas diarias.

Van dejando de dormir siesta.

Si duermen en algún sitio poco habitual, se siente extraños.De 4 a 5 años

Duermen unas 11-12 horas diarias.

Aceptan dormir fuera de casa, pero necesita tener puntos de referencia del sitio.

Empiezan a controlas las estrategias para dormirse.

Todavía les cuesta trabajo aceptar que su padre y su madre pueden salir por noche.De 5 a 6 años

Duermen 10-12 horas diarias.

Saben prepararse para ir a dormir: desnudarse, organizar la cama, ...

Si están cansados, pueden dejar una actividad aunque sea interesante, para irse a dormir.

No les importa dormir fuera de casa.

Comprenden que su padre y su madre salgan de noche.

Foto de Escuela creado por freepic.diller - www.freepik.es
Fuente: este post proviene de Crear Para Regalar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: educar con amor

Recomendamos