Padres

Blog de fátima Idea guardada 4 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pilates para embarazadas

El mejor ejercicio para estar en forma durante el embarazo

pilates
Desde hace unos años, el Método Pilates se ha convertido en un ejercicio de referencia para muchísima gente para el entrenamiento del cuerpo y la mente. Además de aportar todo lo bueno que tiene cualquier ejercicio físico, ayuda bastante a manejar la respiración para controlar los posibles problemas de estrés que pueda sufrir la persona mediante muy buenos ejercicios de relajación.

La gran ventaja que tiene el Método Pilates es que es cualquier persona puede practicarlo. Y, dentro de esas personas, por supuesto, también las mujeres embarazadas. Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia totalmente. Las articulaciones son más flexibles, lo que provoca un sin fín de dolores. Por ello, es muy recomendable que las mujeres embarazadas practiquen un ejercicio acorde a su estado desde el principio del periodo de gestación, que les ayude a preparar el cuerpo para cuando llegue el momento del parto. Pilates es uno de los mejores ejercicios en este sentido, puesto que también ayuda bastante a relajar a la futura mamá.

Cómo practicar Pilates

Durante el embarazo, las mujeres necesitan, sobre todo, fortalecer los músculos de la pared abdominal y de la pelvis. Los ejercicios del Método Pilates se realizan en posición de rodillas y con las manos apoyadas en el suelo, por lo que son perfectos para embarazadas. Esta posición ayuda a eliminar la tensión acumulada en la espalda y en la pelvis, además de ayudar al bebé a situarse en la posición adecuada para nacer.

                                       
pilates embarazo


¿Es seguro prácticar Pilates durante el embarazo? Para poder realizar este tipo de ejercicio, debemos asegurarnos de que podemos hacer contracciones fuertes con el suelo pélvico. Lo mejor para saberlo es hacer una pequeña prueba: cuando vayamos a orinar, intentaremos controlar la orina apretando los músculos pelvicos. Si no logramos mantener un 'núcleo estable', no podremos desarrollar este ejercicio, aunque no suele ser lo normal.

¿Cómo empezamos a practicar Pilates? Rosa Barbero, monitora experta de Pilates nos da las primeras nociones en este vídeo...



Pilates, para fortalecer los brazos

Otro de los beneficios del Método Pilates muy aplicable a mujeres embarazadas es su capacidad de fortalecer los músculos correspondientes a los brazos. Muchas veces, no pensamos en la importancia de preparar el cuerpo de la mujer para el aumento de peso y al aumento de pecho, sin embargo, es de vital importancia puesto que con ello logramos prevenir muchos problemas futuros en articulaciones.

                                     
ejercicio brazos pilates


Son ejercicios muy sencillos, ayudada por una barra, la mujer debe estirar poco a poco los brazos acompañada rítmicamente de la respiración. En este vídeo podéis ver cómo hacerlo de forma práctica y muchos más ejercicios.



Ejercicio para piernas

Por último, debemos destacar el beneficio de Pilates para las piernas en una mujer embarazada. De siempre es sabido, que las mujeres en periodo de gestación sufren grandes problemas de circulación en las piernas. Tobillos hinchados, así como pies que poco a poco van sufriendo el peso que se va ganando con el crecimiento del feto. Es difícil conseguir que estos problemas desaparezcan, pero si podemos disminuirlos si practicamos unos sencillos ejercicios de movilidad articular. Rosa Barbero nos explica algunos de ellos...



Después del parto

Probablemente, si practicais Pilates durante el embarazo, os guste tanto que no querréis dejar de practicarlo el resto de vuestra vida. Sin embargo, algunas personas piensan que después del parto es mejor mantener una situación de reposo para lograr una buena recuperación. Nada más lejos de la realidad, el Método Pilates ayuda a la mujer también después del parto.

                                                  
hospital

Por un lado, con ayuda de estos ejercicios, las mamás consiguen muchos beneficios a nivel estético: el vientre se aplana considerablemente, la cintura se dibuja, recupera su forma y la musculatura recupera la flexibilidad. Además, practicar este ejercicio después del parto, ayuda a que la madre se relaje bastante, lo que mejora la relación consigo misma, con su bebé y con todos los que le rodean en general.

Agradecimientos: familymwr/flickr, Liberal Democrats/flickr y canal de padres de facilisimo en Youtube

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado